Sacos para consumidores

¿Cuál es el envase perfecto para mercancías de consumo?

Éste debe proteger el contenido y resultar atractivo para el comprador, además de ser económico. 
Para el envasado de mercancías secas a granel destinadas a su venta directa a los consumidores y para unas bolsas con una elevada vida útil, un diseño atractivo y un uso ecológico de los recursos, hay soluciones que cumplen todos los requisitos: PP*STAR® y CB*STAR® de Starlinger. 

Unos atractivos sacos de tejido de PP que se imponen cada vez más en el comercio minorista. En los sacos para consumidores finales, sobre el tejido se lamina una hoja de PP impresa con calidad fotográfica en la parte posterior. De este modo se garantiza una presentación competitiva del producto y una estampación precisa del código de barras. Los productos secos en cantidad superior a unos 10 kg (p. ej. arroz, cereales para el desayuno o piensos para animales) se envasan en los nuevos sacos de forma más segura y rentable que en los sacos de papel convencionales de varias capas. Además, los sacos de tejido de PP son totalmente reciclables.

Resistentes, reutilizables y respetuosas con el medio ambiente

Las bolsas tejidas cada vez tienen mayor importancia y son más empleadas en las compras cotidianas, algo que no sorprende ya que estas satisfacen al máximo las exigencias crecientes de una buena vida útil, un aspecto y diseño atractivos, y un uso respetuoso de los recursos medioambientales.

Estas ofrecen las siguientes ventajas con respecto a las bolsas de un solo uso convencionales:

  • Ligeras y al mismo tiempo resistentes
  • Larga vida útil
  • Menor uso de material
  • Producción rentable
  • Preservan el medio ambiente
  • 100% reciclables