Noticias

Soporte remoto

COVID-19: Starlinger mantiene el balón rodando

Los técnicos de todo el mundo, el soporte remoto y un alto nivel de producción interna aseguraron la operación continua y el soporte a nuestros clientes durante el bloqueo de la COVID-19.

En pocas semanas la Covid-19 paralizó el mundo. Lo que comenzó como una epidemia en algunos países, pronto se convirtió en una pandemia global. Los negocios, tal y como los conocíamos, ya no eran posibles, puesto que muchos países impusieron medidas estrictas para contener el virus: distanciamiento social, control de movimientos, fronteras cerradas, etc. Como consecuencia, muchas empresas tuvieron que reducir sus operaciones o incluso cerrar por completo si no eran consideradas como “actividades esenciales” para la asistencia sanitaria o infraestructura. En muchos casos, las compañías activas a nivel mundial tuvieron que replantear sus modelos de negocio en base a cuál era la mejor forma de apoyar a sus clientes cuando los viajes internacionales estaban restringidos o eran imposibles. No así el fabricante de maquinaria austriaco Starlinger & Co. G.m.b.H.: la compañía podía confiar en su red de sucursales internacionales y técnicos de servicio que había construido durante los últimos 20 años. Además, la producción interna y la industria 4.0 ayudaron a continuar las operaciones y proporcionar atención a los clientes.

“En esta situación sin precedentes, valió la pena que Starlinger hubiera descentralizado el servicio global para nuestros clientes en los sectores de embalaje de plástico tejido y reciclaje de plástico”, comenta Paul Niedl, Director Comercial de Starlinger recycling technology. “Además de nuestras sucursales en Brasil, China, India, Indonesia, Méjico, Tailandia, Rusia, Sudáfrica, USA y Uzbekistán, también contamos con técnicos locales en países como Egipto, Argelia, Jordania, Turquía o Vietnam, entre otros. Junto con los técnicos e ingenieros de nuestros socios locales, Starlinger pudo dar asistencia técnica e incluso realizar instalaciones de maquinaria durante el bloqueo de la Covid-19”, añade Niedl.

En este contexto, la industria 4.0 desempeñó un papel importante: inicialmente desarrollada para el servicio post-venta, el software de servicio remoto de Starlinger brinda acceso completo al hardware, datos de software del sistema de control de la máquina y los componentes conectados. Ahora también se está utilizando para instalación remota y puesta en marcha de la maquinaria. De esta manera, los equipos que se habían entregado antes o durante el estallido de la pandemia de la Covid-19 pudieron ser instalados y puestos en marcha. Los técnicos de las bases de servicio local llevaron a cabo el trabajo de instalación con la ayuda online de los expertos técnicos de las oficinas centrales de Starlinger en Weissenbach, Austria, que brindaron su apoyo a sus colegas con video llamadas y conexión remota al PLC de las máquinas.

Otro aspecto es la logística: Cuando se introdujeron por primera vez las medidas para contener el virus había cierta incertidumbre en el mercado sobre si las cadenas de suministro y logística se verían interrumpidas o no. Starlinger tiene un alto nivel de producción interna y trabaja con proveedores centroeuropeos, lo que permitió a la compañía continuar sus operaciones sin interrupciones o retrasos significativos. Para cumplir con las medidas de distanciamiento social legalmente requeridas, se introdujeron también sistemas de turnos para áreas que normalmente operan durante las horas regulares de oficina, reduciendo así el número de empleados que trabajan simultáneamente. Esto aseguraba que los empleados mantuvieran su salud y que estuviera disponible la fuerza laboral necesaria para apoyar a los clientes.

En los siguientes enlaces pueden ver un video que Starlinger ha preparado con motivo de la pandemia de la COVID-19 https://vimeo.com/415491191 y https://youtu.be/9HGdMQqEqQo.


Descargue comunicado de prensa como archivo PDF